Buenos Aires: el 80% de los muertos por incidentes viales son hombres

Los siniestros viales con consecuencias fatales son la tercera causa de muerte en la Argentina. Si se compara al país con el resto del mundo con las cifras que recopiló la Asociación Civil Luchemos por la Vida en 2018, Argentina se encuentra entre los primeros puestos (5°), con 20 fallecidos por día y un total de 7.274 en todo el año.

En los accidentes viales los hombres son el 80% de las víctimas.
En los accidentes viales los hombres son el 80% de las víctimas fatales.

Cuando hablamos de incidentes viales hacemos referencia a tragedias evitables, que se podrían prevenir si el cumplimiento de las normas hubiera sido el correcto. A diferencia de los accidentes, de los que nadie está exento ni puede prevenir. Es menester hacer esta aclaración antes de arrancar el análisis de los datos sobre incidentes viales durante el año 2017 -las últimas cifras oficiales hasta el momento- para poder entender mejor la temática.

De esta manera, durante ese año, en la Provincia de Buenos Aires hubo 1369 víctimas fatales en incidentes de tránsito, de las cuales 1077 fueron hombres y las 292 restantes fueron mujeres. Por lo tanto, queda en evidencia no sólo la cantidad de fallecidos del sexo masculino sino también la actitud imprudente de los mismos teniendo una tasa de mortalidad mucho más alta por sobre la mujer.

Además, se observa una mayor magnitud de fallecidos en los varones jóvenes entre 15 y 24 años.

Para dar un testimonio del porqué de estos datos y si hay una explicación para entender la enorme diferencia entre la mortalidad masculina y femenina, entrevistamos a Patricia Pistarini,  integrante de la organización no gubernamental Red Nacional de víctimas de accidente de tránsito y madre de un fallecido en un accidente vial, Gerónimo Puenzo Pistarini.

«La diferencia es que los hombres son más temerarios, viven más apurados, respetan menos las normas viales y beben más, por ende: menor visibilidad, más alcohol y más apuro por llegar a quién sabe dónde«, dijo.

Al ver las cifras, es posible observar que casi la mitad de las víctimas fatales son los propios conductores de los distintos tipos de vehículos (autos, motocicletas, camiones, entre otros): la cifra se extiende a 662 personas. En la tabla toman el segundo lugar los que ocupan el asiento de acompañante llegando a los 230 fallecidos. Mientras que los peatones fueron 167. Los 310 fallecidos restantes se componen de clases de víctimas sin especificar y pasajeros.

La tendencia del predominio masculino como víctimas fatales también se extiende entre los propios conductores dejando en evidencia aún más su comportamiento diferencial: 608 hombres y sólo 54 mujeres. Estas llegan a su pico máximo cuando se ven las cifras sobre los acompañantes. Si bien los hombres siguen siendo más, el sexo femenino alcanzó las 114 víctimas frente a 116 hombres.

Al ser consultada por el uso o no de los cinturones de seguridad y su influencia en las muertes en las que están involucrados los vehículos, Patricia Pistarini contestó: “La tasa de mortalidad o lesiones permanentes ocurre igual con o sin cinturón de seguridad. Si bien los cinturones de seguridad salvan vidas, ante un siniestro igual se puede provocar la muerte de un tercero, que sea peatón, ciclista o motoquero. Si la velocidad es alta y el impacto ocurre contra alguien que maneja un vehículo de mayor porte o contra algo rígido (pared, puente, camión, colectivo, etc.) puede ocurrir igual”.

Muchos de estos incidentes se podrían haber evitado. Sin embargo, la falta de control y la ausencia del Estado en muchos de las localidades de la Provincia de Buenos Aires permite que las personas involucradas muchas veces se salten las normas que nos ayudan al control ciudadano y a evitar siniestros.

Para finalizar, Pistarini, como madre de una víctima del tránsito, nos remarcó la diferencia: “Si se puede evitar, no es un accidente”. Luego, concluyó sobre las estadísticas anuales: “Es como si hubiera un accidente de Once cada 2 días, un Cromañón cada una semana, y un avión 747 cada 10 días; aterrador”.

Principales causas de los incidentes viales

Las principales causas son el exceso de velocidad; la ingesta de bebidas alcohólicas; hablar o mensajear por celular (ya sea conductor o peatón); conducir de noche, con niebla o lluvia; falta o inadecuado uso de cinturón de seguridad; no respetar que los niños siempre deben ir en los asientos traseros, ajustados con cinturón de seguridad de tres puntos y en sillas especiales si son pequeños; llevar objetos pesados o punzantes sueltos y que puedan lesionar a los ocupantes; ciclistas sin luces, elementos reflectantes y casco protector; motociclistas sin casco protector; no respetar prioridad de paso peatonal; no respetar prioridad de paso en avenidas, rutas, o de acuerdo a sentido de dirección; no respetar las señales de tránsito y desconocimiento del vehículo que se conduce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.