¿Bajaron las adopciones en la Ciudad de Buenos Aires? ¿Qué dicen los datos?

 

Desde 1981 ha disminuido constantemente la cantidad de adopciones de menores de edad según datos de la Dirección general de Estadísticas y Censos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

A continuación se grafica el descenso de las adopciones año a año:

Desde la organización «Ser Familia por Adopción» incentivan la formación de grupos autogestivos en distintas ciudades del país para que cada vez sean más las familias que encuentren contención y acompañamiento en cada etapa del proceso adoptivo. Ellos afirman que los datos son erróneos porque: «La fuente de la que se sacó esa información  no es representativa de la cantidad de adopciones realizadas en un período» y agregan: «Lo que indica esa fuente es la cantidad de inscripciones que realizaron provenientes de una sentencia de adopción. Las inscripciones se realizan en los registros de cada jurisdicción y además de las que hizo este registro hay otras en otros. Y sería la totalidad de inscripciones las que darían cuenta de las adopciones realizadas en determinado período«.
Ya por otro lado comentan las dificultades y consejos que entregan a quienes quieran adoptar: «El primer paso consideramos que es deconstruir los prejuicios y las creencias erróneas con las que todos llegamos al momento de inscribirnos». Puntualizamos algunas cosas a tener en cuenta:
  •  LOGRAR una visión más realista de lo que significa la adopción y de lo que significa para un niño ser adoptado, tener otra familia distinta de la de origen. Siempre recomendamos a los adultos que hagan este proceso acompañados, participando de grupos y/o trabajando su deseo en un espacio terapéutico. 
  •  Es fundamental trabajar sobre nuestras fortalezas y debilidades. Porque para adoptar, la clave es que nuestra disponibilidad adoptiva sea lo más compatible posible con las necesidades de los niños reales que necesitan familia. Niños que _ -en la mayoría de los casos_- tienen más de ocho años, son más de dos hermanos o tienen situaciones de salud más o menos complejas.
  •  Este trabajo previo permite aceptar todas las circunstancias de los niños, que han tenido vínculos familiares previos, más o menos significativos para ellos, y que los adultos debemos respetar.
  • También esta preparación permite lograr la construcción de un vínculo familiar que requiere fortalecerse para sostener momentos difíciles y ser personas flexibles para poder adaptarnos a los niños y a las instancias que se presenten en los procesos de adopción.
Para más información sobre adopciones en el pais:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *