Basura en Buenos Aires: un histórico problema en busca de una solución

Barrer bajo la alfombra

En la actualidad existen convenciones a nivel mundial para tratar la contaminación ambiental. En el siguiente informe vamos a presentarle uno de sus protagonistas en la Ciudad de Buenos Aires.

La basura que producen las grandes ciudades es realmente un problema si no se le brinda el tratamiento adecuado. Para ciertos gobiernos es política de Estado.

El comienzo de la basura en la Ciudad de Buenos Aires pasó por varias reformas y etapas, proponemos hacer el recorrido por la siguiente línea de tiempo:

Basura cero: realidad o fantasía

A doce años de la sanción de la Ley… las cifras demuestran que se cumplió y que sigue pendiente de lo prescripto por la norma en lo referido al manejo de residuos en la ciudad.

El 24 de noviembre de 2005 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sancionaba la Ley

1854/05 conocida como “Basura cero”, donde se planteaban un conjunto de pautas, principios, obligaciones y responsabilidades para la gestión integral de los residuos sólidos urbanos que se generan en la ciudad.

El concepto de Basura Cero adoptado por la norma contempla entre otros objetivos una reducción progresiva de los volúmenes de residuos, que son trasladados a la disposición final en los rellenos sanitarios pertenecientes al CEAMSE, ubicados en el Gran Buenos Aires.

Hacer el trabajo de reciclado no depende sólo del gobierno o de las empresas, sino también de los ciudadanos.


Planificación y coordinación

La Ciudad de Buenos Aires está formado por 48 barrios, la cuales se dividen en 15 comunas. En el siguiente mapa le mostramos las comunas, y los principales centros de reciclados:

Cabe recordar que CEAMSE es una sociedad que se constituyó entre la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires, en los años setenta, para la creación de centros de disposición final donde serían trasladados los residuos generados en el área metropolitana comprendida por la ciudad de Buenos Aires y los municipios del Gran Buenos Aires y enterrados bajo la técnica de “rellenado sanitario” que consiste en enterrar grandes volúmenes de residuos sobre membranas previamente desplegadas que permiten escurrir lo lixiviados contaminantes hacia plantas de tratamiento.

La norma porteña fijó un cronograma de reducción progresiva de los envíos, fijando el 30% para el 2010, de un 50% para el 2012 y un 75% para el 2017. Prohibiéndose para el 2020 el envío de todo material reciclable o aprovechable.

Una de las maneras de reducir los volúmenes enviados a disposición final fue la instalación de centros de reciclado en distintos puntos de la ciudad, previo proceso de separación.

Hoy las estadísticas oficiales de la Ciudad, nos permiten ver que se cumplió y que no de lo previsto en la ambiciosa ley.

Para corroborar si la ley se está cumpliendo, fuimos al banco de datos de la ciudad de Buenos Aires y la respuesta es la siguiente:

Tomamos como fecha de referencia enero del 2013 a diciembre del 2016.





Por Fernando Donaires y Víctor Sequeira

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *