25 de septiembre de 2022

Delitos en la Argentina antes y durante la pandemia: los que subieron y los que bajaron

La pandemia debido al Covid-19 generó una transformación profunda en la manera que los individuos se comportan en sociedad, sobre todo debido al distanciamiento. Esto refiere al mayor uso de recursos digitales, tanto para estudiar como para trabajar, y en un transporte público limitado. A su vez, la pandemia también pegó fuertemente en la comisión de determinados delitos en la Argentina.

Delitos en Argentina
Delitos en Argentina antes y durante la pandemia.

Con la pandemia se acrecentaron los delitos de índole digital y disminuyeron los accidentes viales o, en su mayoría, aquellos vinculados a la movilización en exteriores.

Según datos presentes en la página Datos.Gob.Ar las estadísticas criminales en la República Argentina presentan variaciones entre el 2019 y el 2020 vinculadas a los puntos mencionados en el párrafo anterior (lo informático, lo físico). En el 2020 los delitos cometidos a los usuarios de internet o portadores de dispositivos digitales, en los que se incluye también áreas de desarrollo de comercio, la información personal, el hackeo de cuentas en redes, aumentaron un 60% más que en los últimos cinco años en Argentina.

En lo referido a delitos vinculados a lo físico, es decir, el daño corporal de individuos, en el 2019 hubo un total de 2.306 homicidios dolosos, mientras que en el 2020 la cantidad de víctimas fue de 2.416; si bien la diferencia no es abismal, sí que representa un ascenso de 110 personas.

Asimismo, las muertes en accidentes viales en el 2019 hubo un total de 4.189 fallecimientos, mientras que en el 2020 fue de 2.978 muertos. La diferencia entre resultados versa en un -28,9%. Y esto se relaciona directamente con la necesidad de «personal esencial» el cual estaba limitado a una serie de empleos y esto «ajustó» el transito vial en el contexto de la ASPO (aislamiento social preventivo y obligatorio).

El abogado Emiliano Lozano, especialista en Derecho Penal, tuvo algunos comentarios que realizar al respecto: «El Aislamiento Social Preventivo Obligatorio del 2020 provocó que delitos que tienen que ver con lesiones, producto de accidentes de tránsito, hayan bajado. Claro, esto es resultado de muchísima menos circulación en la pandemia», dice el especialista. «En los juzgados penales yo mismo llegué a presenciar cómo bajaron los delitos de la calle: hurtos, robos, o estafas vinculadas al transeúnte».

Sin embargo, el abogado aclara que los delitos no sólo cambiaron en materia física, sino también en virtual. Siendo internet y lo digital un importante aire de ocio y trabajo o estudio, dependiendo el caso, durante la pandemia, pronto se volvieron foco de amenaza. «Durante el 2020 las estafas virtuales a los grandes consumidores aumentaron significativamente. Los individuos realizan más compras y transacciones por sistemas digitales. Esto dio lugar a un fuerte aumento de este tipo de delitos informáticos; donde hay un nuevo lago con peces siempre habrá pescadores que vayan a buscar la pesca».

Los delitos relacionados al uso de estupefacientes no quedaron fuera de las declaraciones del abogado; «En la Ley 23.737 , la cual es el estatuto actual de drogas y por supuesto está relacionada con los delitos vinculados a los estupefacientes, tuvo una cantidad de víctimas extremadamente baja en el 2020 y esto tiene que ver con la Ley de Cannabis medicinal y cómo se empezó a legalizar la cuestión del autocultivo para pacientes medicinales. Al ser este un abanico flexible, ayudó a la mayor concientización».

Lo que no mencionó el abogado, pero que igual resulta significativo (desde los números) es que durante el 2019 la cantidad de hechos ligados a la tenencia de estupefacientes fue de 560, mientras que en el 2020 subió a 1.953. Distinto es el resultado para quienes traficaron sustancias ilícitas, en el 2019 la organización y financiación de drogas contó una cantidad de hechos de 208, pero en el 2020 esto se redujo hasta 167, es decir un -19,71%.

Los datos de a continuación están presentes en la página oficial del Ministerio de Seguridad de La Nación y provienen del 2019.

Viviana Fernández, trabajadora del Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad de La Nación, comentó cómo los delitos vinculados a la sexualidad subieron durante la pandemia «Una de las conclusiones que arroja la información pública, es que los delitos contra trata de personas y delitos contra la integridad sexual aumentaron en el 2020 y esto es alarmante».

En el 2019 las violaciones contaron con un total de 5.544 víctimas, mientras que en el 2020 este número fue de 5.703. Y no solo subió en estos casos, también en otros delitos contra la integridad sexual, siendo el 2019 un año con 16.218 víctimas y el 2020 un año con 23.213. En palabras de Barbara Reich, especialista en interculturalidad, diversidad, e inclusión «La pandemia es una caja de resonancia que agudiza situaciones históricas de desigualdad».

La violencia de género fue también traída a colación por Viviana Fernández, pese a que en los datos obtenidos a través de la página oficial del Ministerio de Seguridad de La Nación no aparezcan detallados explícitamente como tales. Sobre esto, la trabajadora del Ministerio dice «La línea 144 recibió muchas llamadas respecto a las distintas modalidades de violencia de género, si la víctima vive junto al agresor puede aumentar estas violencias».

Una de las muestras que se vincula con esto es, en palabras de Viviana que «El Estado lanzó varios métodos de asistencia en referencia a estos delitos cometidos durante la pandemia, como el Programa Acompañar, que dota de un salario mínimo vital y móvil durante seis meses a la víctima. Y la línea 144 aumentó sus canales de comunicación, se sumaron correos electrónicos y WhatsApp además de otros trabajadores»

Los datos de a continuación están presentes en la página oficial del Ministerio de Seguridad de La Nación y provienen del 2020.

En conclusión, los delitos durante y antes de la pandemia presentan algunas diferencias significativas en áreas vinculadas con el encierro y el ocio. En el caso de la violencia de género, o delitos de integridad sexual, los números de víctimas en el 2020 subieron un 43,13% en comparación al 2019. Tal y como dijo Viviana Fernández, tener al agresor y a la víctima en el mismo entorno no es sinónimo de un resultado positivo.

Lo mismo respecto a los accidentes viales, que debido al ASPO se redujeron un -28,9%. Al haber menos tránsito, además de baja circulación en las calles, los números de fallecimientos descendieron. Aunque no puede confirmarse lo mismo con el uso de estupefacientes. El abogado Emiliano Lozano destacó cómo este campo presentó subas en delitos, la tenencia de drogas aumentó un 248,75% en 2020 a diferencia del 2019. Aunque no ocurrió lo mismo con la organización y financiación de drogas que bajó un -19,71%.

Si bien ambos gráficos presentan números significativos en cuanto a hurtos y robos en el periodo 2019 y 2020, los delitos vinculados con agresiones físicas por sexo, el uso de drogas, o los accidentes viales, fueron los que proyectaron las más grandes diferencias. Sin lugar a dudas, números que advierten nuevas necesidades producto de la urgencia sanitaria internacional causada por el Covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.