18 de septiembre de 2021

Desde hace 4 años, China es el mayor comprador de carne vacuna argentina

La exportación de carne vacuna creció de forma exponencial en los últimos cinco años, según los informes del Instituto de promoción de la carne bovina argentina.

“La carne está más cara” es una percepción compartida por muchos argentinos y argentinas. La respuesta ante el por qué de esta situación puede obtenerse si se analizan los datos publicados por el Instituto de promoción de la carne bovina argentina (IPCVA), en los cuales se observa que la exportación de carne vacuna fue en aumento desde la llegada de la gestión Cambiemos a la Casa Rosada.

El especialista en economía y docente de la Universidad Nacional de Avellaneda Santiago Fraschina dijo al respecto: “Efectivamente, durante los últimos 5 años, las exportaciones de carne aumentaron, esto se debió a multiplicidad de factores. El más relevante ha sido sin lugar a dudas la recomposición del precio convalidado por la exportación del producto. En 2016, luego de la notoria devaluación que experimentara la moneda nacional, ya la exportación de vacunos (en sus diversas modalidades) había alcanzado su máximo nivel en 5 años. En 2017 continuó a suba y en 2018 y los primeros meses de 2019 el crecimiento se acentuó”.

Según el Director de la carrera de Economía, esto se debió a que la política de Cambiemos generó efectos contraproducentes, como ser la caída del consumo interno.

El siguiente cuadro visualiza la cantidad de toneladas vendidas entre 2014-2018

La exportación de la carne vacuna argentina en los últimos cinco años, sitúa como primer comprador a China. Sobre esto, Fraschina, afirmó que: “El gigante asiático ya no es lo que era hace algunos años atrás. De salarios bajos y una economía únicamente orientada a colocar sus productos en el exterior (teniendo como base la remuneración al trabajo baja), en los últimos años comenzó a hacer mayor hincapié en su mercado interno y el consumo interno del país. La calidad de vida de los chinos y el crecimiento demográfico que experimentó este país durante los últimos años fue importante para que el consumo de este país crezca por encima de sus posibilidades de producción. En este contexto, y siendo una nación con una población que supera los 1.300 millones de habitantes, estaba todo dado para que la Argentina tenga en este país a un nicho clave para sus exportaciones de alimentos”.

En el siguiente gráfico, se puede visualizar las toneladas adquiridas en esos años por los distintos países que se constituyen como los primeros importadores de carne vacuna argentina..

Si se considera que el aumento de exportación de carne tiene su contracara en la disminución del consumo interno, no de forma causal, sino debido a las políticas llevadas adelante por el gobierno de Macri, puede pensarse que existían otras posibilidades. Sobre esto, el especialista explica que: “En general, puede suscribirse que no existe necesariamente una relación unidireccional en algún sentido entre las exportaciones y el mercado interno. Las exportaciones de un determinado país pueden estimularse de diferentes maneras. En primer término, y yendo al caso específico del macrismo, podría haberse utilizado la notable masa de recursos financieros a la que accedió el Gobierno por endeudarse con privados y organismos internacionales para fomentar las exportaciones. Con el endeudamiento obtenido por el Gobierno, bien podría haberse asegurado inversiones en logística e infraestructura que favorezcan la llegada de productos argentinos a los mercados mundiales. Sin embargo, esto no sucedió. El endeudamiento primordialmente financió la fuga de divisas”.

Una conclusión al respecto, acerca del problema del precio de la carne se debe a que el Gobierno eliminó en algunos casos y redujo en otros el impuesto a la exportación, lo cual genera que sea más barato y rentable para el agro vender fuera del país que garantizar el consumo interno. En este sentido, Santiago Fraschina retoma un concepto abordado por el autor Díaz Alejandro, quien se focalizó en estudiar los efectos “contractivos” de la devaluación, ya muchos años atrás. Fuente: Informes del IPCVA

Desde hace cuatro años, China lidera la escala de los países que más toneladas de carne vacuna importan desde Argentina. En éste sentido, en el siguiente gráfico se puede visualizar la exportación de la carne vacuna argentina en los últimos cinco años, a los primeros tres países que se ubican como mayores compradores.

A continuación el gráfico expone la cantidad de toneladas exportadas entre 2014 y 2018, según la superficie de la cancha de fútbol del Estadio Presidente Perón-Racing Club.

Los datos recogidos, arrojaron diferencias entre los años, al compararlos entre sí. Las toneladas de carne vacuna equivalen a la superficie de la cancha de fútbol, es decir, del área del césped. Con lo cual, se realizó el calculo de la superficie total de la cancha (7140), luego se tomó las toneladas por año y se las dividió por la carga máxima de un container refrigerado, que es de 2.9 toneladas máx. Dando como resultado, un aumento considerable en 2018, con un total de 528 superficies de canchas de fútbol, que equivale a 368.591 tn.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *