18 de septiembre de 2021

Subte porteño: un transporte que creció pero que aún tiene mucho por mejorar

El subterráneo en Argentina es uno de los primeros creados en Latinoamérica. Por lo general su infraestructura facilitó viajar desde lugares alejados, pero aún queda mucho por mejorar. Es uno de los transporte público más utilizado. En el último año viajaron alrededor de 21.941.715 personas en subte.

Pero pese a esto, también cuenta con varios defectos, como lo fue en un principio la poca creación de estaciones, que no llegaban a cubrir la demanda de pasajeros. Otro problema es el poco cuidado de los vagones y la incomodidad al viajar en hora pico.

En este informe se podrá ver el recorrido que tuvo el transporte bajo tierra en Argentina. Su “evolución”, tarifas, longitud de distancia, estaciones.

El subte de la Ciudad de Buenos Aires aumentó la cantidad de estaciones en la últimas dos décadas.

En el siguiente gráfico podemos ver el progreso de estaciones en el periodo 1995-2018

En varias líneas creció el número de estaciones. La línea A, por ejemplo, es la que más aumentó: desde 1995 a 2018 pasó de 14 a 19. Pero, en cambio, la Línea H es la que mayor incremento tuvo en el periodo 2007-2018, pasó de 5 a 12. La línea C se mantuvo desde 1995 sin ningún aumento. La línea E hasta 2018 contaba con 15 estaciones, pero en 2019 se inauguraron tres más y pasó de 15 a 18.

Desde 1995 el Subte es transitado diariamente por estudiantes, oficinistas, obreros, etc. Esto llevó a que se realicen mejoras en este transporte y así satisfacer las necesidades del pasajero. Se comenzó a modernizar y extender la red del subterráneo.

A continuación se presenta un gráfico que mostrara la longitud de cada linea por años

Se puede ver que la longitud del subterráneo en la Ciudad de Buenos Aires dio un repentino cambio recién en la década del 2000, debido a un gran proceso de expansión en las redes del subte.

La línea A desde su inicio (1995) hasta este último año (2018) tuvo un alargamiento de 4.9 Km de distancia. La línea B se desplazó unos 6.4 km. La línea C, 0.23 km. La línea D, 7.8 km. En el caso de la línea E, si bien en el gráfico muestra que se redujo a 0.97 km, esto se debe a que a finales de 2003 se produjo un cambio en la metodología de medición de las líneas. Por lo que no perdió longitud. Ya en 2019 con la reciente inauguración de tres estaciones, la línea E obtuvo 2 km de extensión a la red. La Línea H fue inaugurada en 2007. Desde su apertura a la actualidad (2018), tuvo un alargamiento de 10 km.

En detalle, se ve que las líneas con más extensión en su recorrido y más estaciones son la A, B, D y H. Esto se debió a la demanda de gente que recurrió al transporte público y que se vio en problemas a la hora de llegar temprano a sus trabajos. El estado se vio en deuda y mejoró la red de subte.Las líneas C y E son las más cortas en cuanto a extensión.

 

Por este motivo se inauguraron tres nuevas estaciones de la línea E de subte, que ahora llegará hasta la terminal de trenes de Retiro. Esta expansión se debió a que en los últimos diez años se necesitaba de más estaciones debido al incremento de pasajeros que optan por esta línea.

Desde 1995 a 2018 no hubo extensiones en la línea E. «Hoy se podrá ver el empuje que dio la gente en el transcurso de estos últimos años, y se va a reflejar también la fuente laboral con el nuevo personal contratado”, comenta el metrodelegado Martin G. del Rey.

Esta obra les permitirá a los usuarios hacer conexiones con la Línea B, los ferrocarriles Mitre, San Martín y Belgrano, la terminal Buquebus y 30 líneas del Metrobús. «Se esperan unos 60 mil nuevos usuarios”, destaca del Rey.

Además, afirmó: ”Es la zona con mayor cantidad de oficinas y lugares de trabajo de la Ciudad, por lo que más gente podrá usar el subte y viajar mejor».

En tanto, la estación Correo Central de Leandro N. Alem y avenida Corrientes, combinará con la línea B en Alem. La misma cuenta con cuatro ascensores, nueve escaleras mecánicas y dos locales comerciales.

Con estas inauguraciones se podrá viajar a nuevos destinos y con más comodidad para el pasajero.

El subte ha logrado ser uno de los tres transportes en la Ciudad de Buenos Aires. Un estudio realizado en 2018 por la consultora de investigación de mercado TrialPanel Argentina demostró que el colectivo sigue siendo la opción más elegida (con el 77% de menciones), seguido por el auto (56%) y el subte (44%). Más alejadas se encuentran las opciones de a pie (35%), tren (32%), taxi o remis (22%), bicicleta (8%), Uber (4%), y por último moto (2%).

A continuación se mostrará un gráfico con el total de pasajeros por cada linea de los últimos ocho años.

Como se puede apreciar en el gráfico, una de las líneas más utilizadas es la línea B con 7.525.050 pasajeros en 2018, pero si lo comparamos con el año 2010 hubo solo un leve aumento: pasó de 7.010.053 en 2010 a 7.525.050 pasajeros en 2018 .

En cambio la línea H paso de 523.264 en 2010 a 2.901.022 en 2018, siendo una de las que más crecimiento tuvo en los últimos años. Las demás líneas mantuvieron sus cifras.

A continuación se mostrara un gráfico con el total de pasajeros contando todas las lineas de subte en el periodo de 2014-2018.

Se puede observar que desde 2014 a 2017 fue levemente creciendo la cantidad de pasajeros. Luego de 2017 a 2018 hubo una disminución de personas que eligen este medio de transporte.

La cantidad de personas que viajan en subte no es lo único que aumentó, sino que vino acompañado de un incremento en los precios de los boletos. En la última década subió mínimo 1 pesos por año.

“No vamos a negar que las comodidades en las nuevas estaciones están a la vista, pero es casi imposible pagar este aumento en las tarifas.Tengo amigos que decidieron recortar el uso del subte”, comenta Jorgelina, pasajera de la Línea D, en la estación Catedral.

En el siguiente gráfico se podrá ver como la tarifa fue aumentando desde 2006.

La tarifa del boleto aumentó casi un 1900% desde 2006 a 2019: de estar $1 pasó a $19.

El incremento que quebró la billetera del usuario fue en 2016 cuando aumentó un 100% con respecto a 2013. Y el más elevado fue en el periodo de 2016-2019: de estar $7 pasó a $19, es decir aumentó un 150%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *