Ley Brisa: la ayuda económica para hijxs de víctimas de femicidio se duplicó en 2020

Cuántos son lxs destinatarixs de la Reparación económica para hijxs de víctimas de violencia de género y cómo se distribuyen los beneficios a nivel nacional. Las cifras de femicidios y de llamadas al 137 en el marco del Programa Las Víctimas contra las Violencias.

La Ley Brisa otorga una reparación económica para hijas e hijos de víctimas de femicidios.
La Ley Brisa otorga una reparación económica para hijas e hijos de víctimas de femicidios.

La Ley N° 27.452 (conocida como Ley Brisa) sancionada en julio de 2018 establece que lxs hijxs de mujeres víctimas de femicidio o de homicidio en contexto de violencia intrafamiliar y/o de género deben ser protegidos para crecer en un ambiente sano y libre de violencias mientras sean niñxs, adolescentes y jóvenes hasta los 21 años y en el caso de personas con discapacidad, sin límite de edad. La protección se materializa en el derecho a una reparación económica mensual equivalente a un haber jubilatorio mínimo (actualmente, $19.035), una cobertura de salud y acompañamiento integrales durante su crianza.

En lo que va de 2020, lxs destinatarixs del régimen de Reparación económica para hijxs de víctimas de violencia de género se concentran en la Provincia de Buenos Aires donde se llevan registrados hasta septiembre 242 beneficios. Las provincias que le siguen en cantidad de beneficios son Santa Fé con 69, Mendoza con 60 y Córdoba, 54 beneficios. En los demás distritos provinciales, no superan 30 beneficios activos cada una, de acuerdo a datos abiertos que aporta la Dirección General de Información Social Estratégica del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

En un total de beneficios otorgados durante este año se pasó de 367 en enero a 708 en septiembre, es decir un aumento del 93% en los primeros tres trimestres del año.

Una reparación necesaria

La Casa del Encuentro fue la ONG que impulsó el proyecto de ley desde el principio y la Ley tomó el nombre de Brisa por el caso de Brisa Rodríguez, una nena que se quedó sin su mamá, Daiana Barrionuevo, de 24 años, cuando fue asesinada a golpes por su pareja en 2014. Brisa se fue a vivir con su tía, que ya tenía sus hijxs y por lo tanto, su situación económica era complicada.

El caso dejó en evidencia la problemática que existe más allá de la víctima del femicidio y la necesidad del derecho de lxs hijxs a la reparación, siempre que la autoridad judicial determine que su padre/madre o progenitor/a afín haya fallecido a causa de violencia intrafamiliar y/o de género, o si la persona victimaria ha sido procesada y/o condenada con sentencia firme. También, si se ha declarado extinta la causa penal por la muerte del acusado en el marco de la investigación por homicidio del progenitor/a, es decir, cuando se suicida el victimario.

La Ley fue reglamentada en 2018. En febrero de 2019 la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) abrió la convocatoria para que comenzaran a registrarse lxs posibles destinarixs. Pero ya existía un antecedente, ya que la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires había sancionado en febrero de 2017 una ley que contemplaba los mismos beneficios que luego se verían reflejados a nivel nacional en la Ley Brisa.

Según los registros de UGA que se toman trimestralmente, además de las cuatro provincias que a septiembre de este año superan cada una los 50 beneficios activos, otras once varían entre 28 y 13 destinatarios con el alta: ellas son Chaco, Salta, Entre Ríos, Tucumán, Corrientes, Río Negro, Santiago del Estero, Misiones, Chubut, Jujuy y San Juan.

Las últimas provincias con 10 o menos beneficios activos son: Formosa, La Pampa y C.A.B.A. con 10, La Rioja, Santa Cruz y Neuquén con 9, San Luis con 5 y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur con 2.

Si bien son 24 las jurisdicciones con categoría provincial, Catamarca no aparece en el registro, ya que el informe tiene una actualización trimestral y hace pocas semanas tuvo el primer caso de acceso a una prestación en el marco de la Ley Brisa.

“Esto no es un trámite, es un dolor”

Daniela Nieto, que se hizo cargo de su sobrino tras el femicidio de su hermana afirma que: “Los pocos datos que manejamos los brindó La Casa del Encuentro, que registró entre 2008 y 2018 a 2395 huérfanos por femicidio”.

Su afirmación va en línea con la información brindada por la diputada nacional Myriam Bregman, que indicó que “Familiares Atravesados por el Femicidio” es un grupo conformado por estas personas que varias veces denunciaron que son más de 2.000 víctimas de femicidios de los últimos 10 años.

Daniela y Myriam coinciden en la explicación de la diferencia entre beneficios activos y el universo total que calculan las distintas organizaciones. Daniela cuenta que hicieron marchas en los últimos meses para exigir “mayor participación del Estado y menos burocracia a la hora de acceder a la reparación económica para los huérfanos a causa de la muerte violenta de sus madres”. Y, en su caso personal, cuenta que: “Hace dos años sigo luchando para tener la tutela de mi sobrino pero el trámite aún no fue resuelto en la Ciudad Judicial”.

Daniela sostiene que existen miles de trabas burocráticas para acceder al beneficio y que “cada caso, para la Justicia, es diferente”. Afirma que el subsidio tiene que ser registrado y aprobado por el Anses, el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) y la Secretaría Nacional de Niñez (Senaf). Nieto confiesa que todo este proceso es difícil emocionalmente y así lo describe: “Esto no es un trámite, es un dolor, que encima nos niegan. Ni siquiera tuve tiempo después de dos años de hacer un duelo por mi hermana”.

En tanto, la diputada Bregman considera que los cambios sociales no se aplican en igual medida a la Justicia porque “una cosa es cambiar con la sociedad y otra muy diferente es cambiar por la sociedad; como si tuviéramos que pedir permiso para muchas cosas”. Y agregó: “Eso aplica en el Estado también, que no logra hacer un trabajo mancomunado con las herramientas legales ni las hace cumplir”.

El monto total de las transferencias en calidad de Reparación económica para hijxs de víctimas de violencia de género entre enero y septiembre de este año fue de casi de 43 millones de pesos.

Y la distribución nominal del dinero por jurisdicción mantiene la misma proporcionalidad que los beneficios activos por provincia por tratarse de un monto actualizable pero fijo.

Hasta los 18 años, la suma la reciben los representantes legales que les sean asignados a lxs niñxs y adolescentes. El requisito para recibirla es acreditar esa responsabilidad (nunca puede ser el femicida). Entre los 18 y los 21 años la reparación la recibe directamente la chica o el chico. Asimismo, la reparación es compatible con la Asignación Universal por Hijo y otras asignaciones familiares y pensiones.

Las cifras de la violencia: números que son vidas

Otro contexto para observar estos datos es el comportamiento de las cifras de femicidios y de las llamadas realizadas al 137, que recibe denuncias de violencia de género e intrafamiliar.

El Observatorio de las violencias de género “Ahora que sí nos ven” registró en su informe actualizado a septiembre de 2020 que 189 niñxs perdieron a sus madres a causa de 223 femicidios en el país en los primeros nueve meses del año.

La Provincia de Buenos Aires es, según este registro, también la de mayor concentración, con 86 femicidios, seguida por Santa Fe, con 29, y, luego por Tucumán, con 13 casos (que en la cantidad de destinatarios de Reparación económica para hijxs de víctimas de violencia de género se encuentra recién en el octavo lugar) seguida por Córdoba y Jujuy, con 12, y Misiones, con 11 mujeres asesinadas. El resto de las provincias y CABA registraron 8 o menos femicidios, con excepción de La Rioja y Tierra del Fuego, que no registraron casos.

Para Myriam Bregman, este año “el Estado no brindó las herramientas necesarias para poder asistir a las mujeres que sufren y sufrieron sistemáticamente, y no es que es una novedad, se hicieron relevamientos y los números fueron impactantes, con un femicidio cada 24 horas”, y agregó: “Cada vez hay más femicidios y no solo es la muerte de una mujer, sino que hay hijxs, madres, padres y hermanxs que tienen que cargar con una situación dolorosa. Familiares Atravesados por el Femicidio es un grupo conformado por estas personas que varias veces denunciaron que de las más de 2000 víctimas de femicidios de los últimos 10 años, solo 30 cobran la reparación económica que les otorga el Estado”.

Según los datos que publica la Subsecretaría de Acceso a la Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en el marco del Programa Las Víctimas Contra Las Violencias, hasta noviembre se han recibido 4.133 llamadas al 137. De todas estas llamadas, la Provincia de Buenos Aires es donde más denuncias se realizaron, con un total de 1529 llamados y es, otra vez, la jurisdicción más representativa nominalmente de las situaciones de violencia machista y de género en su peor faceta: los femicidios y la destrucción de familias e hijxs.

Si tenés dudas sobre cómo iniciar el trámite o conocés a alguna persona que necesite iniciarlo, podés comunicarte al (011) 4015-1165 o por correo electrónico a infanciasygeneros@anses.gov.ar. Esta modalidad se mantendrá mientras dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Si ya lo iniciaste y querés consultar su estado, ingresá a https://tramitesadistancia.gob.ar (con tu DNI y el N° de trámite que figura en el DNI), o comunicate a la línea 144.

Un pensamiento en “Ley Brisa: la ayuda económica para hijxs de víctimas de femicidio se duplicó en 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *